DE COPACABANA A SUCRE

De Copacabana llegamos a La Paz, capital del pais, y parada obligatoria para dirigirte a cualquier parte de Bolivia. Situada a mas de 3500 metros de altura, es una ciudad superpoblada y lo mas caotico del mundo, asi que solo pasamos el tiempo justo para comprar el billete de bus hacia Sucre y visitar sus puntos mas importantes, como el museo de la coca y el mercado de las brujas, donde se venden todo tipo de amuletos, pero lo que mas llama la atencion son los fetos de llama, que se entierran en los cimientos de los edificios para honrar a la Pachamama (madre tierra).

Pasamos la noche en un bus y llegamos a Sucre, la ciudad mas bonita  de Bolivia, donde nos esperaba Brice, el frances que conocimos en Lima, y nos tenia preparado un treking por la Cordillera de los Frailes. Empezaba nuestra siguiente aventura!!!

El plan era pasar 3 dias y 2 noches visitando algunos pueblos de la cordillera, donde segun nos habian informado en las “oficinas de informacion turistica” habia sitios para dormir y comer. Pues bien, todo mentira.

El primer dia despues de varias horas de caminata por un camino inca, llegamos a Chaonaca, donde conseguimos pasar la noche en una oficina de informacion, que como su nombre indica, es una oficina de informacion y no un hostal, por lo que no tenia camas, asi que despues de estar todo el dia hablando con la gente del pueblo, conseguimos que nos dejaran dos colchones podridos del centro de salud para los tres, y algunas mantas con olor a cabra. Pero no conseguimos que nadie nos diera de comer, menos mal que la oficina de informacion tenia una pequeña cocina de leña donde pudimos cocinar la unica comida que llevabamos.

Al dia siguiente partimos hacia Maragua, nuestro proximo destino, el unico problema es que habia que cruzar un rio, sin puente por supuesto. No hubo problema, el agua llegaba a la rodilla. Tras cuatro horas, un calor sofocante y ni un solo arbol en el camino, llegamos a Maragua, una pequeña aldea donde si habia un hostal, aunque sin luz. Despues de recorrer la aldea veinte veces, no conseguimos que nadie nos diera de comer, solo conseguimos que nos dieran de cenar, sopa de quinoa y arroz y patata cocida, muy basico. La cena la compartimos con dos italianos muy divertidos, y juntos hicimos el camino de vuelta al dia siguiente.

Todo fue bien hasta que llegamos al rio. Habia estado toda la noche lloviendo y ahora el agua llegaba por la cintura, con mucha fuerza y al menos 60 metros de ancho. Del pueblo al que teniamos que llegar solo pasa un bus al dia para la ciudad, asi que no podiamos perderlo, nos lanzamos a cruzar el rio. Fue realmente dificil, pero entre todos lo conseguimos.

Llegamos al pueblo y llego el bus, pero no cabia ni una sola persona mas, aun que nos dijeron que pasaria un camion, que es un medio de transporte muy utilizado en Bolivia. Y asi fue como llegamos a la ciudad, dos horas en un camion con mil personas mas y por una carretera de la muerte.

Ya por la noche, teniamos que celebrarlo, asi que nos fuimos los cinco de fiesta y de borrachera!!!!

4 comentarios to “DE COPACABANA A SUCRE”

  1. Y yo que estoy tan feliz de mi visita Nueva York! Ha sido fantástico pero una caca cuando leo vuestros relatos y veo vuestras fotos.
    Me encanta veros tan estupendos. No dejeis ni un solo detalle atrás……ya tengo pensadas varias comiditas para que me conteis todo.
    Mari Pili ¿sabes que me parece que estoy viendo un peli cada vez que os veo?……..Tened cuidado porque como sigais así os van a contratar en el National Geografic y tendreis que iros a vivir a Jollibú……
    Cuidaros mucho.Mil besos.

  2. Esto es para Isabelita………ENHORABUENA!!!!

  3. Isabelita Says:

    Maestra, muchas gracias🙂

    Niños, qué aventura. Cuando he terminado de leerla he pensado en Elvirita detrás de la ventanilla del banco y en Toni haciendo de buscaminas… Qué de cosas nos vamos a tener que inventar para meteros en “verea” cuando volvais y haceros más amena la vuelta al mundo real…

    Disfrutad mucho. Un beso muuuu gordo🙂

  4. hola pareja

    que lindo viaje! Yo tambien estuve unos meses paseando por esas tierras. Tambien nos aventuramos por la sierra un par de días. En Chaunaca tuvimos más suerte porque dormimos en casa de una viejita que tambien nos dió de cenar. Ya no tuvimos tiempo para ir a Maraguas pero vimos el rio y no parecia dificil de cruzar cuando llegaba a la rodilla, pero con semejante corriente… Tuvisteis un par de huevos (con perdón). Ah! Y la vuelta igual en un camión repleto de gente y sacos de papas. Jejej. Visitasteis las pinturas de IncaMachay?

    Enhorabuena y que sigais disfrutando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: